Presentación

Este es el blog de Carlos y Alicia, en donde os mostraremos las salidas a la montaña que realicemos solos o con nuestros compañeros y amigos.

lunes, 20 de julio de 2015

Rincones salvajes y olvidados


                                  

Este fin de semana visitamos un barranco en Cantabria que teníamos pendiente desde hace mucho, pero como últimamente no nos Sobra el tiempo, habíamos pospuesto el descenso.


Nos encontramos con un descenso salvaje y bastante olvidado, con rincones muy bonitos, combinando zonas abiertas con otras más  encajadas, aunque para mi le Sobra pateada entre estas zonas, que se hacen un poco pesadas.

                                  

Encontramos gran cantidad de fauna muerta, esqueletos de caballos (que quizás no sobrevivieron al duro invierno) culebras, un búho, salamandras, etc, e incluso llegamos a llamar al descenso "barranco de la muerte".


Aunque también pudimos hacer la buena acción del día, al salvar a una enorme trucha de una minúscula poza en donde se había quedado atrapada, devolviéndola a una gran poza en donde no tuviera problemas con la sequía. 


Otra cosa que también le Sobra es el duro retorno, que cargado de material como íbamos y con lorenzo calentando de lo lindo nos las hizo pasar canutas.


Nos quitamos otra espina que teníamos clavada desde hace mucho, aunque la época no fue la mejor para su descenso pues encontramos muy poca agua en el cañón, pero suficiente para disfrutar de este barranco.

               

2 comentarios:

  1. Vaya, vaya, vaya ... que sorpresa! mira por donde andáis .. tuve el placer de ser uno de los cuatro personajes que hicieron el primer descenso de ese cañon tan representativo de nuestra comarca allá a principios de los años 80, en su apertura recorrimos el barranco completo con su zona inferior también .. que recuerdos me han traído a la cabeza de aquella aventura ya tan lejana al ver vuestra fotos disfrutando de un entorno tan salvaje.
    Enhorabuena por la elección y saludos de un compañero de vuestro club que le va la topo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya sorpresa!!! Esa aventura nos la tienes que contar tomando una cerveza o en la cueva de poca visión, jejeje.
    A ver si nos da por volver a las cuevas y nos vemos o mejor aún te vienes a remojarte con nosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar