Presentación

Este es el blog de Carlos y Alicia, en donde os mostraremos las salidas a la montaña que realicemos solos o con nuestros compañeros y amigos.

viernes, 9 de octubre de 2015

Barranco Rinero


Muy cerca de Benasque encontramos este descenso que nos sorprendió gratamente, encontrando en él unos bellos contrastes entre el color anaranjado y rojizo del oxido de hierro y el verde del bosque que lo rodea.


La subida, al principio cómoda, se va complicando cuando hay que comenzar a ganar metros por el bosque. Sin apenas realizar zigzag, a "piñón fijo", la subida se nos hizo muy dura, llegando en algún punto a terminar con mi paciencia.... bufff.


Superada la parte menos grata de la actividad entramos al cauce del barranco, destacando muy pronto el contraste de colores que ya he mencionado.


Tras superar unos primeros resaltes nos topamos con el pasamanos de acceso a la cabecera de la gran cascada (55 metros) que se realiza de dos rápeles, el segundo de ellos desde una minúscula repisa.


Pusimos mucho cuidado en la recuperación de las cuerdas en estos dos primeros rápeles, pues había mucha piedra suelta que con facilidad podíamos tirar abajo.

                                 

Superado este bonito rincón nos encontramos una sucesión de rápeles y destrepes en un pasillo de altas paredes rojizas.


Después de descender el último rápel, continuamos por el cauce del río hasta encontrar el camino que utilizamos en la subida, terminando en este punto el descenso.

                                 

El barranco nos sorprendió, nos gustó, sobre todo por los tonos que le da el oxido de hierro, pero la dura aproximación, sin ser demasiado larga, hará que nos pensemos el descenso para otra ocasión.

              

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada