Presentación

Este es el blog de Carlos y Alicia, en donde os mostraremos las salidas a la montaña que realicemos solos o con nuestros compañeros y amigos.

martes, 29 de abril de 2014

Cascada La Hormaza (Nuevo barranco en Cantabria)


             Texto: Alicia

Algo más de un año y medio ha sido necesario para abrir este barranco. Dicho así parece que estemos ante un gran barranco, pero la Cascada La Hormaza es un pequeño y fácil descenso, que por una u otra circunstancia no habíamos terminado de instalar y publicar hasta la fecha de hoy. El primero de los días que fuimos a la apertura (13-10-2012) el taladro nos fallaba más que una escopeta de feria, aun así pudimos descender el barranco entero, eso sí, realizando tiradas muy largas aprovechando al máximo las cuerdas y realizando destrepes que más tarde volveríamos a equipar. Hasta en otras dos ocasiones más fuimos a reequipar la cascada, pero en ambas ocasiones nos surgieron problemas con los “supertaladros” que llevábamos, volviendo a casa después de realizar tan solo el paseo.



Por fin, después de mucho tiempo, teníamos tiempo y taladro para poder acabar de equipar el barranco . El día 5 de abril nos dirigimos hacia la Vega de Pás y cogemos la carretera que se dirige hacia el puerto de Estacas de Trueba. Subimos  la tortuosa carretera, dejando a nuestra izquierda otro barranco abierto por nosotros años atrás ( La Riega del Muro de Peñallana). Seguimos por el puerto y justo antes de llegar a las cascadas del Yera 1 o Cascada Canfiél, que es así como la llaman los pasiegos, a nuestra derecha encontramos la salida del barranco, en donde podemos dejar un coche si queremos hacer combinación de vehículos.


Continuamos por el puerto y al poco de pasar  el km 13 encontramos una curva muy cerrada a la izquierda, lugar donde dejamos la furgo aparcada en un pequeño ensanchamiento que hay a la derecha.
Decidimos comer antes de entrar pues se ha puesto a llover un poco. Una vez preparados cogemos el sendero que sale desde la misma curva y  se dirige hacia la cabecera del barranco (5 minutos). Antes de cruzar el cauce del barranco nos desviamos unos metros ladera abajo, para acceder a la riega central, lugar donde se encuentra el primero de los rápeles.


Cuando llegamos notamos algo raro, la chapa tiene anilla y nosotros habíamos puesto maillones, pero pensamos que nos habríamos confundido. Seguimos descendiendo, montamos otro rápel que teníamos apuntado para equipar. Continuamos con el descenso  y  la rampa de 60 metros la encontramos equipada. Con la topo en la mano le digo a Carlos que es raro pero que a lo mejor lo montamos y no lo apuntamos, pero ya empezamos a estar moscas. 



Seguimos,  ponemos un mini - pasamanos  para acceder al siguiente rápel, pues la instalación que pusimos esta algo expuesta y si lleva caudal podría dar problemas . Me engancho y bajo buscando la cabecera del siguiente rápel, según nuestro croquis está a la izquierda, en una roca fuera del alcance del agua. Miro y no la veo,  Carlos desde arriba me chilla ¡en la roca!  pero veo que nuestra instalación no existe,  han doblado el parabolt  y se han llevado la chapa.  La nueva instalación (dos parabolt con una cadena ya roñosa) está justo en medio del cauce, en un lugar expuesto y pasando el agua por encima de ella.


En ese momento las sospechas se hacen realidad, alguien se ha dedicado a cambiar las instalaciones nuestras para poner las suyas y reventar nuestra apertura . Ya de mala leche continuamos, las siguientes  reuniones que teníamos que instalar están ya montadas. Por un lado trabajo que nos ahorramos, pero por otro nos sigue jodiendo el que no respetasen nuestro trabajo, cosa que nosotros sí hicimos. Ponemos otro rapel intermedio después de uno de los volados  y continuamos. 



Pensábamos montar un  pasamanos en el último rapel volado, para evitar el roce, pero la reunión está montada justo en el lado contrario. Aun así respetamos la instalación. Solo nos quedaba  montar una rampa final, pero  también estaba montada, terminando la apertura – reequipación con un sabor agridulce.


Me quito los trastos y dejo a Carlos a los pies de las cascadas del Yera revisando la topo, mientras subo a recoger la furgoneta. Subo por la izquierda de las cascadas y las atravieso para continuar por entre los matorrales y buscar las paredes de los prados y así llegar a la furgoneta . Me lleva justo media hora desde que salgo hasta que llego otra vez a donde esta Carlos, así que pensamos que no es necesaria la combinación de coches, aunque si recomendable.


Bueno, el barranco está acabado, nosotros fuimos los aperturistas,   no nos importa que venga alguien y ponga  otras instalaciones para mejorar lo existente (como hicieron en varias reuniones) aunque aún  no estaba equipado por completo. Lo que de verdad nos ha dolido, es que  reventaran nuestra reunión para colocar otra en un lugar  nada acertado. Llevo unos cuantos años haciendo este deporte y jamás se me ha ocurrido reventar las instalaciones de otra persona, en ocasiones no nos gustaba lo que veíamos, pero siempre lo respetábamos,  y así seguiremos haciendo.
En fin, lo importante es que hay otro barranco en Cantabria, con 14 rápeles, el mayor de ellos de unos 35 metros (en breve intentaremos publicar el croquis).  Espero que lo disfrutéis, nosotros seguiremos buscando nuevos barrancos en donde disfrutar de este deporte que tanto nos gusta.

                 

5 comentarios:

  1. Por el cambio de color en la hierba se ve que del primer descenso y el ultimo son en fechas muy distintas .

    ResponderEliminar
  2. Gran trabajo caimanes, a ver cuando no invitáis a conocerlo!!!

    ResponderEliminar
  3. enhorabuenaaaa !! un precioso barranco !! espero poder ir pronto a conocerlo ... un abrazo muy grande !!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.
    Tenemos que hacer una quedada para que lo conozcáis y luego meternos un buen cocido en la Vega, jejeje.

    ResponderEliminar