Presentación

Este es el blog de Carlos y Alicia, en donde os mostraremos las salidas a la montaña que realicemos solos o con nuestros compañeros y amigos.

lunes, 8 de abril de 2013

Barranco Calera.


Por fin después de mucho tiempo pudimos disfrutar de una agradable jornada barranquera. El tiempo se nos estaba echando encima  para el viaje que teníamos preparado a tierras navarras y aún no habíamos enseñado a Chari a rapelar. Así que el sábado 23 de marzo, nos desplazamos hasta Barrio del Prado para descender el fácil y bonito Barranco Calera.


El grupo lo formábamos Belén, Alicia, Carmen, Chari y un servidor. A nuestra llegada a la ermita de la Ascensión nos sorprende la gran cantidad de coches que hay a su alrededor. Enseguida nos damos cuenta de que hay gente dentro de la iglesia, así que nos vamos cambiando intentando no hacer mucho ruido para no molestar a los feligreses. Al poco rato la gente va saliendo de la iglesía, llamándoles mucho la atención nuestra presencia. Entablamos conversación con ellos, comentándonos que están de fiesta y nos hablan del rescate que hubo unos meses atrás en el Pico Canales.


La aproximación al barranco la hacemos escuchando la música de los pasos dobles que suenan en la lejanía, disfrutando de una agradable temperatura. Cuando llegamos a la cabecera nos ponemos el traje de faena y después de unas breves explicaciones a la nueva barranquista comenzamos el descenso.


El descenso es divertido y combina zonas de cascadas con otras de andar, en las que es posible abandonar el barranco y volver al camino de aproximación, como tuvieron que hacer Alicia y Belén tras darse un golpe en la mano la niña.


El resto del grupo continuamos el descenso sin ningún contratiempo y con un único cambio respecto a nuestro anterior visita al Barranco Calera. El ante último rapel, una pequeña cascada de 8 metros no se puede realizar, pues una enorme haya ha caído en el cauce ocupando todo el ancho del río. En esta ocasión descendimos el resalte bajando por el tronco del árbol.


De regreso a casa paramos en el aparcamiento de Cueva Mur, en donde nuestros compañeros acababan de terminar las clases prácticas del curso que habían estado realizando durante toda la jornada. Todos juntos nos fuimos hasta Ramales a tomar algo antes de regresar a nuestros hogares.

               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada