Presentación

Este es el blog de Carlos y Alicia, en donde os mostraremos las salidas a la montaña que realicemos solos o con nuestros compañeros y amigos.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Barranco Calera

El Barranco Calera, es un pequeño descenso abierto con pocas dificultades técnicas, rodeado por un gran bosque de hayas. Tiene 6 rapeles  de modesta altura, pero muy estéticos, combinando tramos abiertos de caminar, con tramos en los que el cauce se encaja puntualmente. Por esa sencillez y belleza, fue uno de los primeros barrancos que descendí, y también fue uno de los primeros (segundo o tercero) al que llevé a Alicia cuando le entró, o más bien le metimos su hermano y yo, el gusanillo del barranquismo en el cuerpo.


Dejamos atrás el circo de Bulacabra, después de haber descansado algo, y empezamos a caminar por el cauce  del río Calera. Tras andar unos centenares de metros, en los cuales apenas nos encontramos dificultades, llegamos a una primera zona encañonada, en donde nos encontramos con dos rapeles seguidos de 10 y 14 metros. Esta zona quizás sea la mas bonita de todo el barranco.

                    

Una lástima que no tenga continuidad, y que tengamos que volver a andar por terreno abierto durante un centenar de metros hasta encontrarnos con la siguiente cascada de unos 9 metros. El rapel lo hacemos desde un árbol situado a la izquierda.


Superado este salto, nos toca volver a caminar hasta encontrarnos con   otro rapel, este de 14 metros .

                   

 Mas tarde nos encontramos una zona bastante larga de caminar, en donde nos encontraremos con la confluencia del Barranco Cantón de la Muela, una pequeña cascada de 8 metros y llegamos al último rapel del barranco, otra bonita cascada de 15 metros. Hemos tardado 1 hora y 20 minutos en descender esta parte del Calera. El río continua hasta tributar sus aguas al Barranco Pozo Negro, junto a las Cascadas del Chorretón, pero esta zona no es muy interesante, y nos salimos a la pista que en apenas 20 minutos nos lleva hasta la ermita de la Ascensión  situada en el Bº del Prado (Cantabria), lugar donde habíamos dejado el primer vehículo.
Nos cambiamos y subimos a buscar el otro coche hasta el Puerto de los Tornos, comentando como ha ido la jornada y haciendo  planes para visitar algún barranco más de esta zona limítrofe con Vizcaya, y así acabar de conocer esta bella comarca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada